Tipos de plazo fijo

Tradicional:

El plazo fijo tradicional es un depósito con tasa de interes fija, y en el que el capital y el interés son cobrados en la fecha de vencimiento.

Renovación automática:

Depósito en el que el cliente autoriza la reinversión automática del capital, o del capital más los intereses devengados. La reinversión se realiza por períodos predeterminados, iguales o no, con ajuste a las normas que rijan al momento de la renovación.

La renovación debera ser realizada por escrito al momento de la constitución del depósito. En los casos en que el certificado quede en custodia de la entidad, la renovación podrá ser realizada por otros medios (telefónicos, electrónicos, internet, etc.).

Intransferible:

Se instrumenta mediante certificados intransferibles, por lo que no puede modificarse la titularidad del mismos.

Transferible:

Se instrumenta mediante certificados transferibles, por lo que puede modificarse la titularidad del mismos.

Precancelable:

Depósito que puede ser cancelado antes de la fecha de vencimiento, al cumplirse un número determinado de días desde la fecha de constitución. El plazo minimo para realizar la cancelación es de 30 días.

De renta periódica:

Depósito que permite cobrar los intereses en forma periódica, antes del vencimiento del plazo fijo. El pago de intereses se realiza en períodos no inferiores a 30 días. Solo pueden ser constituidos en plazos de 180 días o más.

Ajustable por Cer:

El valor del depósito es actualizado utilizando el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER). Esta actualización surje de la comparación de los índices del día habil bancario anterior a la fecha de constitución y el del día habil bancario anterior al día de vencimiento. Solo es aplicable a los plazos fijos constituidos en pesos.